Implantes

Los implantes dentales sirven para reemplazar piezas ausentes.

Están fabricados básicamente en titanio, que es un metal altamente biocompatible (con él se realizan prótesis de cadera, placas para fijar huesos).

La ventaja del implante es que se osteointegra con el hueso de los maxilares dando lugar a una prótesis estable, permitiendo así sustituir la pieza ausente sin necesidad de tallar los dientes vecinos. Previo a su colocación se han de realizar estudios radiográficos como pueden ser radiografías simples, ortopantomografías o técnicas más sofisticadas tipo cone beam que nos da una imagen del hueso en tres dimensiones, lo que nos permite mejorar la elección del implante a colocar.